Skip to main content

Cobre Panamá ha
contribuido de
manera positiva

a la economía comunidad y medio ambiente del país. No obstante, la suspensión de operaciones tras el fallo emitido por la CSJ ha impactado en la detención de algunos de los programas, iniciativas e inversiones planificadas, comprometiendo su continuidad y efectividad.

IMPACTO
ECONÓMICO

  • La mayor inversión privada en la historia del país, con más de 10,000 millones de dólares invertidos en Panamá.
  • Aportación de 50 millones de dólares semanales, el equivalente al 5% del PIB.
  • Los pagos de impuestos más grandes jamás registrados en la historia del sector minero mundial del cobre.
  • +$20 millones de dólares en compras cada semana a más de 2.000 proveedores locales. Más del 80% de proveedores registrados en Panamá en 2023. 
  • Contribución de 119 millones de dólares a la Caja del Seguro Social.
  • 292 millones de dólares en sueldos y salarios.
  • Inversión de más de 136 millones de dólares en programas sociales, incluyendo iniciativas de medios de vida, infraestructura, salud y educación a nivel nacional.
  • Por primera vez en la industria minera a nivel mundial, se estableció un Ingreso Mínimo Garantizado de 375 millones de dólares con el Estado de Panamá.
  • El 75% de las exportaciones de bienes del país.
https://www.youtube.com/watch?v=Kjtn-hqGWKI

7,000 empleos directos y 33,000 indirectos / El 90% de la fuerza laboral era panameña y el 67% provenía del interior del país.

Proyectos y programas sociales ejecutados por Cobre Panamá en los últimos años.

Educación

  • «Cobre Panamá Crece Contigo» + 3,000 becas otorgadas en todos los niveles educativos.
  • Beneficio a 5,700 niños de 70 escuelas con programas de nutrición.
  • Programa de estimulación temprana infantil para 360 niños en colaboración con Nutre Hogar.
  • Inversión de 5.3 millones de dólares en un centro de formación de profesionales industriales ubicado en La Pintada.

Salud y bienestar

  • Capacitación en primeros auxilios y programas de vacunación en comunidades en coordinación con la Cruz Roja, el Sistema Nacional de Protección Civil y MINSA.
  • Inversión de 15 millones de dólares en equipos hospitalarios a través del programa Proyecto CURE.
  • Establecimiento de 2 clínicas para emergencias médicas.
  • Construcción de laboratorio para estudios de seroprevalencia.

Infraestructura

  • +85 millones de dólares invertidos en proyectos de infraestructura comunitaria.
  • Inversión en la construcción y mantenimiento de la carretera de Llano Grande.
  • Apoyo económico de +1 millón de dólares para electrificación rural en el Distrito Omar Torrijos Herrera, Colón.
  • Construcción de puentes de bahareque, incluyendo el de la comunidad de San Juan de Turbe.
  • 17 comunidades beneficiadas con agua potable a través de acueductos rurales mejorados.
  • Asistencia en la elaboración de expedientes técnicos para proyectos comunitarios ante el Fideicomiso Conquista del Atlántico.

Desarrollo
productivo

7 organizaciones han recibido apoyo para promover el emprendimiento local:

  • Asociación DONLAP: Fundada en 2014, 32 socios, produce frutas y verduras, ventas anuales de 3 millones de dólares.
  • Asociación ATUR: Agroturismo y turismo rural, ofrece recorridos turísticos y actividades como kayak de río, 16 jóvenes certificados como guías.
  • Agroindustria La Ceiba: Creada en 2022, procesa café para el proyecto de reforestación, producción consumida por Cobre Panamá.
  • Cosmatex: Fabrica artículos de confección y artesanía.
  • CCSDS: Criadero y producción de tilapia.
  • Cosmae: asociación para la fabricación de tortillas y bollos.
  • AgroBuc : fabricación de queso mozzarella de búfala.

Comunidades originarias:

  • Los equipos de la compañía en el país se involucraron con las comunidades y las personas afectadas después de la finalización del ESIA, construyendo una relación y comprensión entre todas las partes.
  • El proceso FPIC fue definido y documentado por los Ngäbe-Buglé en 2017 y auditado independientemente (guia diseñada para ayudar a proteger los derechos indígenas)
  • Las familias indígenas diseñaron sus propias casas y ahora tienen acceso a educación, desarrollo de habilidades y atención médica.
  • Se desarrolló y auditó un plan de desarrollo para los pueblos indígenas, cumpliendo con el Convenio 169 de la OIT y la Norma de Desempeño 7 de la IFC.
  • Más de seis años después, las familias se han adaptado con éxito a sus nuevas comunidades y fincas.

Explore formas en las que puede participar en la transformación energética

VER MÁS

Visite nuestra Sala de Prensa

VER MÁS